Cada invitado en su sitio

La gran mayoría de los novios disfrutan muchísimo organizando su boda, piensan bien el estilo, buscan inspiración, se informan de los distintos proveedores… y como todo hijo de vecino dejan para el último momento el tema más odiado de la organización: la distribución de las mesas.

Es cierto, es un dolor de cabeza, pero a la vez es uno de los puntos más importantes, porque para un invitado puede suponer pasar un buen o un mal rato.
¿Nunca os han puesto en una mesa con gente que apenas conocíais? La sensación es cuanto menos incómoda, y a no ser que seas un relaciones públicas nato, seguramente pases el almuerzo o la cena deseando que acabe para pasar a la copa con los que sí conoces.

Por favor, novios del mundo, pensad bien cómo y dónde colocáis a vuestros invitados, y si os sentís con ánimo haced un seating personalizado teniendo en cuenta a cada uno de vuestros amigos y familiares, con quién se lleva bien, al lado de quién puede pasar un rato agradable… A nosotros es un detalle que nos encanta, y es más, no sólo en una boda ¡nos parece genial para una cena con amigos en casa!

Para estas fotos, nos hicimos con un set de mesa de Zara Home super chic, lo montamos en el estudio, lo completamos con una servilleta de tela con estampado pata de gallo en blanco y negro anudada con cinta de crepé de seda negra, que nos parece ideal, y le añadimos un jarrón, nuestra minuta clásica y nuestra teja en papel texturizado con caligrafía clásica hecha a mano… et voilà! ¡Solo nos apetece cenar!

¿Qué os parecen estas tejas caligrafiadas para seatings personalizados?
Puedes saber más de ellas aquí.

SÍGUENOS

@jdnpaper

Start typing and press Enter to search

Tu pedido

No hay productos en el carrito.